Saltar al contenido

Gotas para las moscas volantes

Muchas personas que sufren de miodesopsias o moscas volantes buscan mejorar su estado por medio de remedios naturales.

Algunos de estos tratamientos naturales se basan en diversos métodos de la fitoterapia, disciplina que hace uso de diversas plantas medicinales, implementadas para el alivio de un buen número de padecimientos de salud.

Así, en esta ocasión, te quiero contar mi experiencia con las gotas para las moscas volantes; las cuales, se basan en los principios de la fitoterapia.

Gotas para las moscas volantes

Como seguramente ya sabes, por años sufrí con las molestas moscas volantes, al punto que llegaron a afectar mi calidad de vida seriamente. Por lo que decidí, en cierta ocasión, visitar a un médico especialista, quien me recomendó unas gotas que me ayudarían a proteger la salud de mis ojos.

Puesto que, lo que deseaba era librarme por completo de las moscas volantes, ya que afectaban mi día a día y eran sumamente molestas, decidí aceptar el tratamiento de estas gotas para las moscas volantes; pensando que, al menos, mejoraría el estado general de mi visión.

De esta forma, el doctor me prometió conseguir las gotas, que procedían del extranjero. Y, en unos cuantos días, se puso en contacto conmigo para que pasara a su consultorio a recoger las gotas.

El médico me indicó que el tratamiento debía seguirse por 3 meses; es decir, aproximadamente 90 días. Aunque cabe señalar que para completar el tratamiento tendría que usar 3 botellas de gotas para las moscas volantes; ya que una sola botella me duraría solamente un mes (contenía 10 ml. de solución).

Era una botella pequeña con la apariencia de unas gotas normales para los ojos, con aproximadamente 10ml de contenido. También recuerdo que tenía una indicación especial que decía que una vez abierta la botella, solo podía usarse por 30 días.

Según el médico debía seguir el tratamiento por tres meses para tener resultados, por lo que me vendió las tres botellas de gotas para miodesopsias en ese momento.

Después de completar el tratamiento, la verdad es que obtuve resultados positivos, pero las moscas volantes no desaparecieron por completo.

Lo que sucedió fue que algunas redujeron su tamaño y, sí, las más pequeñas desaparecieron; no obstante, como me enteré después; si se desea tener mayor eficacia en este tipo de tratamientos, se debe de practicar un estilo de vida saludable, en donde ingiramos alimentos saludables (frutas, verduras, cereales, legumbres y, en menor medida, alimentos de origen animal), así como actividad física semanal.

Aunque, como mencioné, las moscas volantes no desaparecieron por completo, no puedo decir que este tipo de gotas no funciona; ya que proveen un cuidado especial a nuestra visión y, como dije, sí lograron reducir y desaparecer algunas moscas volantes.

De ahí que, probablemente, muchos médicos consideren que las moscas volantes no tienen otro tratamiento efectivo que no sea el de una cirugía. Sin embargo, como ya te hemos comentado.

Una cirugía de este tipo sólo debe de elegirse cuando, en verdad, las miodesopsias afectan nuestra calidad de vida, no permitiéndonos llevar a cabo nuestras actividades cotidianas.

Y aun en estos casos, yo te recomiendo el probar, con anterioridad, otros tratamientos menos invasivos, como el caso de las gotas para las moscas volantes.

De qué se componen las gotas para las moscas volantes?

La fitoterapia hace uso de un buen número de ingredientes naturales que son beneficiosos para nuestro organismo. En el caso de las gotas para las moscas volantes, sobresalen dos: la manzanilla y la ortiga. A continuación, te hablaremos un poco más acerca de las propiedades de estos ingredientes:

Manzanilla: La manzanilla es un ingrediente natural empleado desde la antigüedad para preparar remedios caseros relacionados con la salud de la piel y la visión.

Así, se suele recetar en caso de sufrir de vista cansada, alergias o conjuntivitis. Cuenta con componentes que actúan como antisépticos y antiinflamatorios, además de ser una planta poderosa en lo que respecta a la inhibición de reductasa altosa; un tipo de enzima que puede producir daños en los globos oculares.

Además de emplearse en gotas para las moscas volantes, también puede usarse en forma de gasas humedecidas, colocadas sobre los ojos.

Ortiga: Por su parte, la ortiga sobresale por su capacidad para mejorar el equilibrio de la tensión arterial. A semejanza de la manzanilla, cuenta con propiedades antiinflamatorias, reduciendo el estrés ocular.

Así mismo, también puede aplicarse con gasas humedecidas; o bien, por medio de las gotas para las moscas volantes antes mencionadas.

Otros tratamientos para las moscas volantes

Los métodos que son aceptados por todos los médicos como totalmente eficaces a la hora de eliminar las moscas volantes son la operación láser y vitrectomía.

Sin embargo, aunque una cirugía es más invasiva que la otra (la vitrectomía), no siempre es recomendable practicarse este tipo de procedimientos; ya que, como sabrás, los ojos son bastante sensibles, y una cirugía de este tipo sólo será 100% efectiva en tanto más joven seas y menos problemas de visión presentes.

Nuestra recomendación es probar transformando tu estilo de vida en primera instancia; es decir, alimentarte de mejor forma, empleando lentes de sol para protegerlos del exceso de luz y de los rayos UV, realizar actividad física (lo que ayudará a reducir la tensión arterial y el estrés, de forma general).

Aunado a esto, intenta poner en práctica tratamientos naturales para reducir o eliminar este problema, como lo son las gotas para las moscas volantes.

Gotas para las moscas volantes
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *